El Arka


VIAJES


Novedades

  • Vísite la sección de novedades de la revista.
  • Literatura, arte, poesía, eventos.
Secciones de la revista
El Arka
Utopías
   Arte
   Literatura
Humor
  Juegos
    Umbral
Viajes
Símbolos

Anillo telemático
SYMBOLOS
SYMBOLOS

Boletín de novedades de El Arka

 
Alojado en egrupos.net
ABRAHAM ABULAFIA (Zaragoza 1240 – Comino s/f)

Su nacimiento aconteció en una fecha significativa, el año 5000, es decir el comienzo de un nuevo milenio según el calendario hebreo que se inicia con el nacimiento de Adán. Dedicó su vida al estudio y enseñanza de la Cábala, para lo cual realizó numerosos viajes a lo largo del Mediterráneo, empezando por su peregrinación a Palestina y el cercano Oriente en busca del mítico río Sambation, y continuando con un permanente viaje a través de Europa, donde tomó contacto con los cabalitas de Cataluña e instruyó a numerosos discípulos en el conocimiento de la Cábala, entre los que destaca José Chiquitilla en Castilla. Además de recorrer casi toda la península residió también en Grecia, Francia, Italia, Agrópoli, Roma, Verona, Sicilia y Comino entre otros, percibiendo revelaciones en diferentes momentos y lugares de su existencia, adquiriendo de esta forma las ideas fundamentales que conformarían sus trabajos, basados en una serie de métodos, análogos a los de otras tradiciones, que posteriormente desarrollará tanto en sus escritos, como de forma oral hacia sus discípulos.
Partiendo de las enseñanzas del Libro de la Creación, y considerando como fuentes principales de su aprendizaje la Guía de perplejos de Maimónides, el Bahir y el Sefer Yetsirah, estableció un método, verificado por él mismo, basado en un sistema de ejercicios respiratorios, combinados con la escritura y pronunciación producida al permutar las letras de los nombres divinos. El hebreo por su carácter revelado conforma, como toda lengua sagrada, un vehículo de conocimiento donde sus letras son entidades simbólicas que expresan la realidad de los arquetipos y principios de orden universal. El místico de Zaragoza reconocía la primacía del hebreo en su sistema místico, pero también admitía el valor de otras culturas o lenguas a las que no tiene reparo en citar en algunas de sus obras.
En su punto culminante su método encaminaba al aprendiz hacia la profecía, considerado como el más alto grado de iniciación para otros sistemas metafísicos, y que se equipara con la deificación del adepto. Por tanto sus escritos son un notable tesoro de conocimientos místicos, siendo la mayoría de ellos guías para la meditación o exposiciones acerca de la Cábala, incluyendo habitualmente largas filas de palabras o frases numéricamente relacionadas, pero destacan particularmente sus libros proféticos, los cuales realizaba sumergido en un estado de meditación.
La mayoría de sus obras nunca fueron publicadas, debido a la reticencia general de sacar a la luz materiales que tuvieran que ver con la meditación y las artes místicas encaminadas a la consecución de un estado profético o mesiánico, de hecho se ganó una feroz oposición de la mayoría de los líderes religiosos de su generación que no entendieron su enseñanza y la observaban como peligrosa para la sana difusión y crecimiento de la Cábala, y sin embargo sus obras han sido citadas por la mayoría de los más importantes cabalistas posteriores, esto es debido a la amplia circulación que gozaron sus manuscritos en la comunidad mística, sobreviviendo un considerable número de ellos tanto en bibliotecas como en colecciones privadas de cabalistas.
Un hecho significativo marca su pasión por la enseñanza y el conocimiento, con treinta y nueve años, el día del Año Nuevo hebreo, se presentó en Roma con intención de realizar la conversión del Papa al judaísmo, quien había dado instrucciones de arrestarlo y quemarlo en la hoguera. Abulafia conocedor de esta sentencia no se amilanó y acudió a su destino, pero sin embargo la noche anterior sorprendentemente el Pontífice falleció, por lo que carente de ejecutor de la orden sólo fue encarcelado durante veinte y ocho días, quedando finalmente en libertad.
Entre sus obras de sabiduría que han sobrevivido, algunas de ellas relativas a los más profundos misterios de la Cábala destacan sus tres comentarios a la Guía de los Perplejos de Maimónides; La Vida del Mundo Futuro, donde enseña la técnica de meditación como un medio para conseguir la iluminación, al igual que ocurre en La Luz del Intelecto y Palabras de Belleza; son conocidos también sus comentarios al Sefer Yetsirah como Tesoro del Edén Oculto y El Jardín Sellado; y entre sus obras proféticas El Libro del Signo. Casi ninguno de sus libros podemos encontrarlo en nuestra lengua, y aún muchos de sus escritos ni siquiera han sido editados en hebreo, conservándose únicamente sus manuscritos.

Incluimos en este intinerario un poema de Abraham Abulafia publicado por la editorial "Libros del Innombrable" en su Antología de poesía mística española cuya edición estuvo a cargo del Poeta Antonio Fernández Molina. (Zaragoza,2006). La traducción es de Jaime D.Parra.

LA ESCALA DE LA ASCENSIÓN

Abraham, Abraham desciende.
Abraham, Abraham asciende.
Aguas de nieve, el granizo devasta.
Aguas de pozo, el valle se empobrece.

La verdad es semejante a una escalera, para alabar a la Roca
principio de los intelectos supremos
sin determinación, su nombre es las diez sefirot
adoradas por los corazones circuncisos.

El ser dotado de inteligencia sigue las diez disposiciones
entregadas en la fe a los intelectos.

Son las vías de la expresión vocálica
se transmiten, pero ascienden y descienden.

Se forman, pero no con la composición de las criaturas
en las letras están combinadas y sopesadas.

Su nave rebosa de abundancia
y su balanza de sonidos y voces.

En su ser se regula toda permutación
firmamentos con la base de las criaturas humildes.

Lejos se hallan de la luz de las luminarias
su estela es el principio rector de toda actividad.

Los sonidos de la lengua están unidos a ellas
su manantial brota del manantial de la doble vida.

Truecan el nombre de esclavas por el de señoras
llaman señores a los esclavos.

Sin par, igual que piedras preciosas
se han consultado, y de ellas dimana una ley suprema.

Unidas y dispuestas en líneas de versos
para venerar y exaltar al Señor de los que celebran.

Se adhieren a la imagen de la materia en la forma
esencia son del Nombre, contenidas están en él.

Inmensidad de lo particular y lo general
sabed cuál es el fundamento de los accidentes en las formas.

¿Los hábitos internos no son, quizás, circunstancias y objetos?
pisoteados sin norma, ni ley.

Desdichado de mí, si en los cuerpos de los necios
sin conocimiento, las almas permanecen prisioneras.

El señor convierte en profetas los corazones nobles
expresiones de voluntad, en instantes fugaces.

Antes que nada, instruir a los ignorantes
de modo que teman los pecados y las tentaciones.

Las tablas grabadas están llenas de mensajes
la Roca los escribió con letras radiantes.

Todas las expresiones encierran sentidos ocultos
¿quizás para preservarlas en el joyero de la vida?

Porque con los seres sin conocimiento, con los ignorantes
los salmos quedan sin protección.

Dulces como la miel son las palabras vacías
según lo que dicen los extranjeros.

Las reglas del cuerpo sirven para realizar sus fines
los otros, los deseos, no tienen orden.

Parece perfecto: sus números revelan el valor de la fe
y las doctrinas de la tradición los ha elegido la Roca con cuatros estandartes
los ha transmitido, para que se cumpla toda indagación.

Sois la Verdad, oh nombres, principios sublimes
aquilatados en nuestro corazón por la alabanza.

Tetragramatón

Tetragramatón.
Ilustración biblia hebrea. Solsona, España. British Library

 

Recursos de este artículo:

Bibliografía::

  • "Presencia Viva de la Cábala". Federico González y Mireia Valls. Editorial "Libros del Innombrable" , mayo 2006. Este texto además de ser iluminador para todos aquellos interesados en la Cábala, cuenta además con una amplia información bibliográfica y documental apoyada en traduciones de textos inéditos en castellano, que es del todo sobresaliente, aún más si cabe en el caso de Abraham Abulafia por la dificultad de encontrar transcripciones de su obra. El texto de este libro se encuentra íntegro en internet, para ver el capítulo dedicado a Abulafia puede seguirse el siguiente vínculo
  • "Meditación y Cábala", Aryeh Kaplan, Equipo difusor del libro, Madrid.
  • "Las Grandes Tendencias de la mística judía" Gershom Scholem. Siruela, Madrid.

(Las imágenes del texto corresponden a una ilustración de "Sefer ha-sem" de Abraham Abulafia, considerada una de su principales obras en la que explica el nombre divino de 72 letras. La imagen ha sido obtenida de una base de imagenes digitalizadas por la universidad de California Digital Scriptorium, se puede acceder a esta página a través del siguiente enlace . )


 

Volver arriba


Para contactar con la revista El Arka dirigirse a la siguiente dirección:
revista@elarka.es


Editorial ---> Utopías ---> Arte ---> Literatura --> Humor --> Juegos --> Umbral --> Viajes --> Símbolos-->


© El Arka: revista de Artes y Letras,2010.