El Arka


LITERATURA


Novedades

  • Vísite la sección de novedades de la revista.
  • Literatura, arte, poesía, eventos.
  • Actualizada:
  • julio 2013
Secciones de la revista
El Arka
Utopías
   Arte
   Literatura
Humor
  Juegos
    Umbral
Viajes
Símbolos

Anillo telemático
SYMBOLOS
SYMBOLOS

Boletín de novedades de El Arka

 
Alojado en egrupos.net

La rosa de la Inmortalidad

Rosa

El siguiente texto es una meditación surgida a partir de la lectura del cuento “La rosa más bella del mundo” de Hans Christian Andersen.

Nombre prototipico de todas las flores es para Occidente un poco como el loto para Oriente. Símbolo del amor y la sangre, también aparece en el culto a los muertos y en el cortejo Dionisiaco; asimismo, es vinculado al culto de la Virgen María (Rosa mística). Por lo tanto, símbolo de pureza; se atribuye a la oración de Santa Teresita de Lisieux el inundar con pétalos de rosas la estancia donde rezaba”. (1)
¿Cuál es la rosa más bella del mundo? Aquella que vence a la muerte, aunque no se trata de la muerte física, sino de la muerte iniciática.

Esta rosa no se encuentra en cualquier jardín, no es cualquier rosa, y sin embargo todas las rosas la simbolizan. Puedes buscar por toda la tierra, pero no la encontrarás más que en el jardín de tu propia alma. Su esencia se encuentra en su centro, cobijada por las capas de pétalos que la envuelven. Después de haberlos sacado uno a uno, ¿qué queda?

Porque la rosa más bella del mundo no es ni esto, ni aquello, y es todo eso a la vez.

La rosa más bella del mundo es el corazón de aquel que, habiendo recibido el influjo divino, se abre a una nueva posibilidad desplegando todo su poder. Aquel que muere al hombre viejo para renacer en otro plano. Esto es el sacrificio, morir a todo lo conocido, para encarnar el verdadero Conocimiento. Por eso la rosa está relacionada con la sangre y con la muerte. Es la copa que recibe las gotas de rocío, las gotas de sangre de la deidad que se sacrifica en el gesto creador, y es la flor que, siendo vivificada, simultáneamente se abre expandiéndo así su perfume por todo el orbe.

La rosa más bella del mundo es por tanto símbolo de muerte, pero también de Vida, de la verdadera Vida, que está más allá de la vida y la muerte. Por eso quién la mira no puede morir.
En la cita del principio de esta nota se habla también de la relación de la rosa con Dioniso. Nos llama la atención como la rosa esté presente en los cortejos Dionisiacos y también el culto a la Virgen María, dos entidades que, aparentemente y según los estrechos criterios de la mentalidad contemporánea, son casi opuestas. Sin embargo, en una perspectiva tradicional, esta asociación es perfectamente comprensible porque Dioniso y María tienen ambos a que ver con la purificación y la aceptación de la deidad en el alma.

Anunciación

Dioniso es el dios rompedor y liberador de las cadenas de la existencia, pues su Presencia transforma al alma humana con toda la potencia del delirio báquico, purificandola a través del fuego, y la trae en el Ahora donde nada importa más que el Amor. Por supuesto hablamos del amor por lo más alto, eso sí, y es algo que cabe subrayar, porque como se ve en el cuento de Hans Christian Andersen, a lo humano le cuesta mucho entender que dejarlo todo es dejar incluso lo que nos parece más sublime y noble.


La rosa más bella del mundo surge de entre las hojas de un libro, que tiene también un sentido simbólico muy claro. El libro es la misma alma, que recibiendo el influjo celeste lo plasma en las páginas, lo cristaliza en una obra, lo fija, no para poseerlo sino para poder devolverlo a su Origen.
No hay excusas, todos están avisados (2): es necesario morir a todo para que el alma humana sea vivificada y pueda constituirse en el jardín del Amor, donde florece la rosa más bella del mundo.

Notas
(1) Federico González Frías, Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos, entrada: “Rosa”. Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2013.


(2)“Y se mandó aviso a todos los países, a cada corazón que palpitaba de amor, se mandó aviso a todas las clases sociales y a todas las edades”. Hans Christian Andersen, “La rosa más bella del mundo”, en La pequeña cerillera y otros cuentos, Anaya, Madrid, 2004.




Texto: Margherita Mangini


 

Volver arriba


Para contactar con la revista El Arka dirigirse a la siguiente dirección:
revista@elarka.es


Editorial ---> Utopías ---> Arte ---> Literatura --> Humor --> Juegos --> Umbral --> Viajes --> Símbolos-->


© El Arka: revista de Artes y Letras,2010.